El jardín de los perfiles que se bifurcan

Respecto a lo que comentábamos la otra noche en clase sobre la tendencia de las redes sociales y especialmente de Facebook de incitar al usuario a tener un único perfil, una única personalidad a construir y exhibir me parece una batalla perdida. Por un lado, creo que Facebook se inclina a esta idea menos por altruismo ideológico y más por funcionalidad a sus intereses. En sus principios declarados me hace acordar un poco a la idea del socialismo utópico de una raza humana que se supera permanentemente a través de la colaboración, pero es más probable que anime el perfil único simplemente porque no quiere dejar el lugar privilegiado que tiene en tiempo de permanencia de los usuarios. Quiere que chateemos, compartamos fotos, busquemos trabajo y socialicemos todo a través del portal. No será mucho? Por otro lado, aunque no se puede negar que las nuevas generaciones tienden a autocensurarse cada vez menos respecto a lo que publican, siempre va a existir un número grande de usuarios que, al menos, piense un poco antes de darle “send” a cualquier cosa que se les pasa por la cabeza. Les dejo una nota de este sábado del diario La Nación que trata sobre esta multiplicidad de personalidades en las diferentes redes sociales: “Nadie es tan feo como en la foto del DNI, ni tan lindo como en Facebook, ni tan inteligente como en Twitter, ni tan empleable como en LinkedIn”. http://www.lanacion.com.ar/1569961-yo-avatarImage

Anuncios