1984 ya llegó

Comparto una nota de Infotecnology en la que se difunde un proyecto que está en busca de inversores aún pero que seguramente estará disponible en breve.

El título de por sí ya es escalofriante “La app que puede escuchar conversaciones y enviar datos a los usuarios recibe una inversión”. ¿Que puede escuchar conversaciones? Los potenciales usos de esta tecnología están asociados a la idea que se reproduce en la nota de que “haya una pantalla plana en cada habitación”, lo cual inmediatamente me recordó a 1984. Dejo esta cuestión para el grupo de pantallas que seguramente podrá analizarlo mejor.

En relación a los usos y mercantilización del tiempo libre resulta destacable esta otra frase igual de impresionante. Lel objetivo de esta aplicación es “Entregar información a la gente antes de que sepan que la necesitan”, o sea, si a buen entendedor pocas palabras, crear necesidades, de información, de productos, de consumos, etc. Y principalmente ocupar nuestro tiempo libre aunque no lo querramos

La nota cierra diciendo “La empresa podría utilizar el servicio para escuchar conversaciones, de manera anónima obviamente, y brindarle al usuario información que necesite, como Google Now, salvo que ahora sería Telefónica la que podría monetizar esta información.” Creo que no hay nada más que agregar.

 

Anuncios