Trabajador hogareño.

En el día del trabajador me parece pertinente postear una nota que tenga cierta relación con el tema. La “nueva” modalidad de trabajar desde el hogar permite observar como se entrelaza lo público con lo privado, aun que no sea el objetivo de la empresa, se provoca el ingreso de un espacio (público/laboral) en el otro (privado/familiar).

El home office, o trabajo desde la casa, es una modalidad que están incorporando las empresas de diferentes rubros. Según un estudio realizado en 24 países por Ipsos/Reuters, en todo el mundo, el 17% de los empleados trabaja desde sus hogares y el 83% considera que es más ventajoso que hacerlo desde la oficina.

El “teletrabajo” es una tendencia creciente. Se trata de una tarea en la que el trabajador usa una PC o notebook y hasta el mismo teléfono celular en vez de concurrir a la oficina. Están conectados en tiempo real con la organización.

Según Ipsos/Reuters, generalmente el teletrabajador es joven, menor de 35 años. Los hombres son más propensos a las mujeres a desempeñar esta actividad.

Para que la implementación del home office sea exitosa, es necesario establecer una serie de pautas, indica María Olivieri, Manager de la división de HR de Page Personnel Argentina. Se debe tener en cuenta que trabajar desde la casa no significa estar disponible para atender a los hijos, las mascotas o cualquier imprevisto hogareño. Por esto es necesario fijar límites y evitar las interrupciones, según describe Olivieri.

• Establezca su lugar de trabajo. Defina un lugar físico en su casa. Quédese solamente con el material necesario para realizar su trabajo, mantenga una buena iluminación, asegúrese de estar cómodo y de no ser interrumpido durante su jornada. No se recomienda mezclar la vida personal con el trabajo. Se sugiere no trabajar desde el dormitorio o la sala de estar, para quien quiera concentrarse.

• Administre su tiempo: mantenga su lugar de trabajo siempre limpio y ordenado. Cuidado con la ropa o los abrigos sin guardar.

• Aliméntese bien: quien trabaja en casa tiene la opción de comer de una forma más saludable y tener un almuerzo tranquilo. Mantener una alimentación sana es esencial, pues esta modalidad de trabajo puede fomentar el sedentarismo.

• Manténgase concentrado: es mejor apartarse de la televisión, los videojuegos y hasta de la heladera. Estructure su tiempo y realice pausas cuando lo necesite, pero no abuse. Debe focalizarse que está en su puesto de trabajo.

Cuando más factores externos existan, mayor será la probabilidad de perder la concentración, dice Olivieri. Para lograr rendir bien desde el hogar es necesario tener disciplina, por lo cual plantearse metas le ayudará a cumplir con los objetivos de la rutina laboral, acota la experta.

Nota original: La Gaceta

Fotografía original: The Work Guide

Anuncios