Los niños preescolares y las TIC ¿Entretenimiento y/o Educación?

Leyendo un artículo de la revista Comunicar sobre el uso de la tecnología en el entorno familiar a partir de un estudio sobre niños de 4 años de Eslovenia[i],  me pareció interesante poner en la vidriera esta cuestión.

Todos sabemos y venimos reflexionando hace tiempo sobre las TIC. El aumento de su presencia en la vida cotidiana llevó a padres, educadores y defensores de niños a replantearse su relación con las necesidades cognitivas, sociales y necesidades de desarrollo en edad preescolar. Las opiniones en Eslovenia se dividieron entre aquellos que creen que el uso de las TIC es gravemente perjudicial para la salud de los niños y su proceso de aprendizaje, y los que creen que su uso contribuye de manera significativa a su desarrollo social e intelectual. Lo mismo que, imagino, sucederá en nuestro país: algunos estarán a favor, otros en contra.

Este estudio demostró que los niños de cuatro años ya están en contacto con algunas TIC en su casa, que disfrutan utilizándolas, aunque todavía no controlan su uso, y que éste no presenta consecuencias negativas, lo que me llevó a pensar en los niños de nuestro país, donde el uso de la tecnología (sobre todo la computadora) está apuntado recién a partir de chicos bastante más grandes. ¿Qué sucede con los nativos digitales que aún no han ingresado a la escuela?

Muchos padres no saben que el uso de las tecnologías desarrolla las competencias culturales de los niños, que suelen incluir la comprensión de sus diferentes roles en la sociedad y las posibilidades de uso con varios fines sociales y culturales: comunicación, trabajo, forma de expresión y entretenimiento.

Los niños tienen curiosidad y por ello existe lógicamente el deseo de querer usarlas cada vez con mayor frecuencia y por períodos de tiempo más largos, lo que puede llevar a la preocupación de padres y maestros. Esto indica que, en los preescolares, lo que motiva el uso de la tecnología es el entretenimiento. Pero, ¿No pueden educarse, también?

En varios posteos y comentarios surge nuestro interés por la adaptación de las tecnoprácticas cotidianas en la educación, que los niños puedan incorporar en el aula sus conocimientos extraescolares y que los educadores puedan articular estas experiencias con las pedagógicas correspondientes al programa en clase.

En el caso de los niños preescolares, que toman como un juego el uso de la tecnología, que nacen rodeados de los medios, la educación a través de ella puede ser mucho más atractiva que la que nosotros recibimos al ir al jardín. Y, ya desde esa edad, podemos ir fomentando cierta avidez por lo multimedial no solo como medio de entretenimiento sino también de aprendizaje.

Solo con la colaboración de educadores y padres, los niños empezarán, al usar las tecnologías, a aprender, y desarrollarán competencias importantes para su futuro académico y social.

Como futuros educadores, es bueno reflexionar al respecto.

¿Qué piensa el resto sobre el uso de la tecnología en niños preescolares?

[1](http://www.revistacomunicar.com/index.php?contenido=detalles&numero=40&articulo=40-2013-14)

Anuncios