Mejor no hablar de ciertos juegos

De publicación en publicación me interesaba ver qué otros proyectos similares a Ceibal y a Conectar Igualdad se propusieron o están vigentes en América Latina y qué concepción de juego proponen en el marco de la educación.
Leyendo los objetivos del Programa Huascarán, de Perú, no encuentro ninguna referencia al respecto. Sí pude ver, en relación a lo que estuve comentando o publicando en otros posts, que tampoco se menciona la inclusión social. Los objetivos son más acotados y a mi entender más cercanos a lo que la incorporación de las nuevas tecnologías puede lograr en el corto y mediano plazo.
Por ejemplo:
” b. Incrementar la oferta de la educación de calidad en zonas rurales, de selva y de frontera, en el marco de una política intercultural y bilingüe”

Incrementar no es sinónimo de mejorar. Tal vez son objetivos medibles en un (relativamente) corto lapso de tiempo pero se centran fundamentalmente, según mi lectura, en dos conceptos: acceso y capacitación. En algún momento dijimos que para enseñar a producir con los medios es necesario primero acceder a ellos y luego además, aprender a utilizarlos. Me parece que a eso apuntan los objetivos de este Programa, quizá al nivel más básico que en otros casos sino se da por sentado, se esquiva o se lo iguala con propósitos mucho más ambiciosos como el de mejorar la calidad de la educación por la sola incorporación de nuevas tecnologías o el lograr la inclusión social también desde ese aspecto.

http://www.aulaintercultural.org/spip.php?article1849

Aclaro, por las dudas, que no estudio las políticas públicas referentes a tecnología y educación de Latinoamérica ni de Perú en particular, sólo me centré específicamente en esto, un recorte que se vincula con lo que venimos publicando.

Anuncios