Black mirror: memorias al alcance de todos

A raíz de un comentario, no me acuerdo quién fue, estuve viendo la serie Black Mirror, que está entera en Cuevana y la recomiendo, y hubo uno de los capítulos, el 3 de la 1° temporada, que me llamó particularmente la atención. todos los capítulos tratan temas relacionados con la tecnología o los medios, aunque este nunca es el conflicto alrededor del cual giran las historias, pero sí son detonantes. En el capítulo en cuestión, todos pueden comprar un dispositivo que se pone atrás de la oreja, y permite guardar las memorias visuales de toda tu vida. Lo que es más llamativo de dicha tecnología, es que luego podés reproducir las imágenes en pantallas, a la vista de todos los que estén alrededor. El protagonista, en un momento, es inducido a mostrar una entrevista laboral en una reunión de amigos. Me hizo pensar en la “desprivatización” que se da a partir de la tecnología. Desde ya, no me refiero a una cuestión económica, sino a una desaparición de lo privado. Me parece interesante pensar como las personas del capítulo, tratan de hacer que el hombre en cuestión muestre la reunión, la cual, a fin de cuentas, es una memoria visual suya.

Pareciera que, a medida que la tecnología avanza, este avance es más veloz que la reflexión que podemos hacer sobre ello. Así, las posibilidades se usan, pero las matrices y nociones sociales que en un tiempo servían, se encuentran caducas, o se chocan con nuevos usos. Por ejemplo, el dispositivo de la serie es una realidad, que permite que los demás vean mis memorias, pero, dado que esa opción existe, pareciera que es obligatorio, en cierto sentido, que el protagonista muestre sus memorias, algo privado. Sigo reflexionando sobre el alcance de estas nuevas prácticas… todavía no puedo llegar a ninguna conclusión.

Anuncios