La hiperpersonalización: tecnología contextual

Les comparto dos notas. La última de verdad da un poco de miedo.

¿Se acuerdan cuándo en Minority Report un cartel holográfico le habla a Tom Cruise y le ofrece un servicio? Esta tecnología se llama publicidad contextual y existe actualmente.

Consiste en un dispositivo que proporciona a los transeúntes una publicidad personalizada orientada al género y edad de la persona que pasa por el área, aumentando la efectividad de los anuncios. Una pequeña cámara en la parte superior de los carteles va identificando datos a medida que estos caminan dentro de su radio de alcance: “Como podrán suponer, las primeras críticas no se han hecho esperar: ¿respeta la privacidad de los ciudadanos esta tecnología? ¿qué ocurre con esas imágenes grabadas? Desde NEC (el fabricante) estaban esperando el chaparrón y han corrido a desmentir todos los temores referentes a la privacidad y la protección de datos. Asegura que todos los datos son anónimos (únicamente se registrará el género y edad del individuo) y que en cualquier caso, todas las imágenes son inmediatamente borradas una vez se ha mostrado el anuncio

La segunda nota es actual y describe el estado en qué se encuentra la tecnología contextual:

La publicidad contextual es la que aparece en los sitios web o blogs, relacionados con el tema o palabras claves que se tratan en los mismos. Un ejemplo sería un blog que trata sobre “que correr es beneficioso para la salud”, y es ahí donde observamos publicidad en el mismo blog de alguna empresa que ofrece zapatillas para correr a un precio promocional. 

El plus es la forma que este tipo de tecnología se está desarrollando ya que medirá muchos más datos que simplemente las últimas búsquedas en Google:

“Para ello, en primer lugar hay que utilizar cuatro gráficos de datos: sociales, de intereses, comportamentales y personales. Cuatro métricas que a pesar de las dudas éticas, ya están empezando a aparecer en el seno de las compañías.

El gráfico social: estos datos muestran cómo se conecta un sujeto con otras personas y éstas a su vez con otras. También revela la relevancia natural y emocional de estas conexiones. Pero este gráfico sólo alcanzará su pleno potencial cuando se abra a servicios de toda clase.

El gráfico personal: estos datos son los relacionados con las creencias más profundas de las personas, los valores más valiosos y su personalidad. Es aquello que hace que una persona sea única en el mundo, de la misma forma que el gráfico social muestra lo que la hace similar a otras. Estos datos todavía no están desarrollándose mucho, además de que es muy complicado hacer diseños en base a ellos.

El gráfico de intereses: los gustos y preferencias se organizan en torno a temas que se correlacionan unos con otros. Muchas compañías ya han empezado a apostar en este terreno, pero por ahora sus aplicaciones son bastante limitadas.

El gráfico comportamental: es fácil obtener datos de lo que se hace realmente a través de sensores y mecanismos automáticos. Unos datos que pueden contrastar con el gráfico de intereses, permitiendo a los ordenadores saber, incluso mejor que el propio usuario, qué posibilidades hay de que un usuario haga una acción determinada”.

Esta última se desarrolla principalmente con el GPS y los sistemas de check in que proporcionan datos de tipos de comportamientos.

Las dos notas:

http://www.elconfidencial.com/tecnologia/publicidad-contextual-20100311.html

http://www.marketingdirecto.com/actualidad/tendencias/el-futuro-de-la-tecnologia-es-contextual-no-movil/

Anuncios