¿De qué hablamos cuando hablamos de revolución de los medios?

Como verán, el video se llama “Revolución de los medios”.  Pongo bajo crítica en principio titularlo como revolución de cosas. La construcción de sentido de dicho título y del video todo, apunta a una visión que más de una vez se ha tocado en clase y hace referencia a  este hecho de ver como salvadores los nuevos medios. La pregunta es ¿qué ha pasado con la revolución como movimiento social, como lucha de poder? Aquí la utilización de la palabra está totalmente despojada de su carácter político (¿0 no?)

Una de las denominaciones que llaman la atención es el uso del término “prosumer”, que hacer referencia a este nuevo usuario que a su vez es productor de contenidos. En términos generales se elimina el aspecto económico de la producción. Es un término muy en boga, que no se cansan de utilizar en cátedras como la de Piscitelli, al igual que la construcción “revolución de los medios”, donde no se toman en cuenta la relaciones sociales que envuelven los usos de las nuevas tecnologías.

En definitiva, propongo reflexionar sobre el uso de la palabra “revolución” despojado de su carácter político. ¿La revolución de los medios es una revolución social? El discurso que construye la mirada tecnologisista, ¿qué lugar le da a las relaciones de poder?

Retomando a Ippolita, que habla sobre los espacios que se nos ofrecen en la web para expresar nuestros disensos sin movernos de la pantalla, pregunto ¿Qué pasa con los poderes que rigen la sociedad? ¿Por qué sólo se habla de revoluciones de cosas (como ser los “medios”)? ¿Cuál es el lugar de los usuarios (o prosumidores, como más les guste), como actores sociales?

Pereyra, Ana Marisa. Grupo Medios, Entretenimiento y Educación (Historia)