El ciber-poder del hombre.

Comparto un artículo de 2011 publicado por Ñ en el que entevista a Hervé Fischer, escritor franco-canadiense, cuyo título es “Hervé Fischer: `Tenemos que denunciar el cinismo de Facebook y la ingenuidad de sus usuarios´”
http://www.revistaenie.clarin.com/ideas/facebook-open-data-siga2011-herve-fischer-hiperhumanismo_0_534546796.html
Alude a la cuestión de la privacidad en el caso de la red social, pero tiene puntos que son interesantes para discutir sobre temas de evolución y poshumanismo en relación a las tecnologías.
Entre otras afirmaciones, dice que “Lo tecnológico es parte de nuestro nuevo humanismo

Y les dejo el video de una entrevista:

Remarco algunos puntos porque dura casi una hora: Dice que tiene “una fascinación crítica“, que “no hay una alienación del hombre en la tecnología“, que en realidad “con la tecnología de hoy, con la tecnociencia de hoy estamos en algo como una utopía del nuevo mundo“.

Desde mi punto de vista, su visión niega las condiciones materiales desde las cuales deberíamos partir para pensar en una nueva sociedad. Decir que creamos nuestro propio sentido de la vida no sería incorrecto sólo si consideráramos que las decisiones están condicionadas necesariamente por un “entorno”, para decirlo de un modo simplificado, por relaciones, etc.

Luego critica el poshumanismo, o el transhumanismo y habla de un tercer instinto, le suma Poder a Eros y Thanatos. Retoma ejemplos de la mitología como el de Prometeo (Ciberprometeo) para decir que debemos inventar un nuevo mito para cambiar el mundo, un hiperhumanismo (vinculado con el hipertexto) que implique salvarnos a todos.
La idea ahora es que estamos desarrollando un nuevo pensamiento, una nueva estructura mental que es del arabesco, no es lineal (…) que abre varias opciones (…). Hay varias verdades, necesitamos más flexibilidad en nuestro pensamiento
El entrevistador le pregunta qué piensa sobre la idea de Google como Dios, y él responde:”Tenemos una nueva mitología digital, claro que es para vender (…) Google es una herramienta increible que nos da acceso a más y más“.
Con respecto a los cambios en la Universidad, las escuelas, la educación dice: “Hay que ser prudentes (…) El libro tradicional es importante para la educación, para la escuela. No pienso que se puede hacer cibereducación, sin un profesor real (…) porque la educación es una relación humana, no es una relación de un ser humano con información de pantalla“. “[La computadora] es una herramienta para ayudar, pero el centro de la educación es un ser humano“.
Respecto a las relaciones entiende que las “comunidades virtuales”, la posibilidad de contactarse con alguien que está lejos en tiempo real, es algo positivo. Que quienes opinan lo contrario y sostienen que produce aislamiento, manifiestan en realidad un “miedo a la novedad“. “Depende de lo que hacemos con la tecnología“. Eso implica, según Fischer asumir una responsabilidad de productor, de creador, de ser centro del mundo, y no considerarse dependiente de las tecnologías.