Espectador/Prosumidor

Bueno, en principio, perdón por no poner el capítulo entero, no lo encontré, si lo hago, lo subo. Como ya explicó una compañera, Black Mirror es una serie que tiene como tema central un futuro en que la sociedad se ve profundamente afectada por nuevas prácticas que se formulan con el uso de nuevas tecnologías.

En un posteo (“De qué hablamos cuando hablamos de revolución de medios”) hice mención de un nuevo concepto muy utilizado que es el de “prosumidor”. Respecto a lo que permiten las nuevas tecnologías, se destaca la posibilidad de que el usuario desarrolle cada vez más un papel activo en cuanto a formar parte de la construcción de contenidos. Sin embargo no todos los avances tecnológicos apuntan a construir un usuario con grandes capacidades (herramientas) de creación. Hay dispositivos que reducen mucho lo que el usuario pueda hacer, un buen ejemplo son las tablet, como bien a dicho el profesor Levis en alguna clase. Pero no sólo eso sino que creo que en los discursos tecnologicistas que enaltecen la imagen del todo poderoso prosumidor, no se toca ni de lejos a otro gran protagonista, que es El Espectador.

Es aquí donde toma importancia el video que publiqué. Se trata del segundo capítulo de la segunda temporada de Black Mirror. En el mismo se hace evidente el papel de especadores que tienen todos aquellos que ante lo que ocurre, por más terrible que sea, toman la lejanía del espectador, sólo utilizan el celular para filmar y subir los videos para que los demás los vean.

¿Qué pasa cuando las cosas adquieren carácter de espectáculo? Podría decirse que un espectáculo es tal cuando tiene un público y quizás podríamos, parafraseando el dicho del huevo y la gallina, quien nació primero. La pregunta es cómo esas dimensiones tomaron tal importancia. El morbo por ver un video subido a youtube donde se ve cómo apalean a una persona hasta la muerte ¿Es algo nuevo? ¿Las tecnologías crearon un espectador o potenciaron el existente? Fuera de lo que es el mundo virtual, ¿se puede hablar de un sujeto cada vez más activo? Si no es así, ¿cuánta validez tiene el concepto “prosumidor”? ¿Qué pasa si en vez de salir  a la calle a manifestarme por x motivo, le doy un “me gusta”  y comparto la publicación que llama a la movilización, pero me quedo en casa? Ippolita toca muy críticamente este tema, que también se ha retomado en posteos de otros compañeros. Lo que pregunto a los demás es: ¿qué creen que pasa? ¿El espectáculo se re-dimensiona? Creo que sí, que la super exhibición en las redes sociales, más el modo en que se construyen los hechos contribuye mucho a la construcción del espectáculo y creo que el mismo construye un destinatario espectador. Me pregunto qué opinan los demás.

Ana Marisa Pereyra  Grupo: Medios, entretenimiento y educación (historia)